El petróleo, en mínimos de marzo de 2009 ante el aumento de perforaciones

Los futuros sobre el petróleo estadounidense registraron mínimos de más de seis años este lunes ante los datos que indicaban que el número de perforaciones de petróleo aumentó la semana pasada, avivando las preocupaciones suscitadas en torno a la elevada producción interna de la nación. En el New York Mercantile Exchange, el petróleo para entrega en septiembre se situó en 43,39 USD por barril, mínimos intradía y su cota más baja desde el marzo de 2009, para negociarse después a 43,81 USD por barril durante la mañana de la jornada de negociación en Europa, con un retroceso del 0,15% o 7 centavos. Los precios del petróleo del Nymex cerraron la jornada del viernes con un retroceso del 1,77% o 79 centavos y un precio de liquidación de 43,87 USD. El petróleo que se negocia en Nueva York se desplomó la semana pasada un 6,9% o 2,99 USD, su octava semana consecutiva de pérdidas, lastrado por las preocupaciones en torno a la elevada producción interna de petróleo de Estados Unidos. Según el grupo de investigación industrial Baker Hughes, el número de perforaciones de petróleo de Estados Unidos aumentó en 6 la semana pasada hasta un total de 670, su tercera subida consecutiva. Aún hay aproximadamente un 60% menos de perforadores en activo desde el repunte del 1.609 de octubre, aunque el ritmo de descenso se ha ralentizado considerablemente durante las últimas semanas, lo que alimenta las preocupaciones de que la producción del petróleo de esquisto de Estados Unidos podría revertir su rumbo durante los próximos meses. Por otra parte, en el ICE Futures Exchange de Londres, el petróleo Brent para entrega en octubre se negoció a 49,23 USD por barril, con un retroceso del 0,02% o 1 centavo tras caer hasta registrar mínimos de la sesión en 48,24 USD, su cota más baja desde marzo de 2009. Los futuros sobre Brent cerraron la jornada del viernes en 49,24 USD, desplomándose un 1,7% u 85 centavos. Los futuros sobre Brent se dejaron un 6,9% o 2,94 USD la semana pasada, su sexta caída consecutiva, pues las preocupaciones suscitadas en torno a que la superabundancia de reservas globales hacían bajar los precios. La producción global de petróleo está dejando atrás la demanda tras el boom de producción de petróleo de esquisto de Estados Unidos y después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo decidiera el año pasado no frenar los niveles de producción. Mientras, el diferencial entre los contratos de Brent y crudo del WTI se situó en 5,42 USD por barril, frente a los 5,37 USD registrados al cierre del viernes. Las preocupaciones sobre el estado de la economía china, el firme avance del dólar y las previsiones sobre la subida de los tipos de interés de Estados Unidos que podría darse este año también hacían de lastre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *