Yahoo y la colosal tarea de destronar a Whatsapp

¿Es posible terminar con el reinado deWhatsapp en el terreno de la mensajería instantánea? Hasta ahora, nadie lo ha conseguido, pero acaba de entrar un nuevo actor en escena que se ha propuesto la titánica tarea.

Se trata de Livetext, el chat de Yahoo queacaba de aterrizar en España y con el que intentará competir con la todopoderosa aplicación adquirida por Mark Zuckerberg por la nada despreciable cantidad de 21.300 millones de dólares. Un reto nada fácil pero para el que el sistema ideado por Yahoo ha dado un paso adelante en el entorno de las telecomunicaciones.

Livetext permitirá a los usuarios enviar mensajes de texto mientras se ve el rostro de la persona con la que se está chateando. Eso sí, sin sonido. Es decir, no se trata de videollamadas, simplemente podremos ver la cara –de concentración, de felicidad, de tristeza, de enfado, de nerviosismo- de la persona que está al otro lado.

¿Será suficiente para seducir el público? El hecho de que no incorpore el sonido se debe, según sus responsables, a que iniciar una videoconferencia requiere unas condiciones de sonoridad adecuadas, las cuales no las tenemos en todo momento. Con esta aplicación quieren sortear las barreras del sonido y que los usuarios puedan poner cara a sus contactos mientras chatean.

Vídeos sin sonido… ¿en el siglo XXI?

No obstante, aunque la imagen sea el punto fuerte de esta aplicación, deja un sabor agridulce, porque en el siglo XXI estamos más que acostumbrados a ver las imágenes con sonido, por lo que Livetext puede dejar una sensación bastante extraña entre los usuarios.

El audio fue uno de los grandes adelantos del mundo del cine en el siglo pasado, por lo que volver a los vídeos mudos en una época en la que los avances tecnológicos nos permiten conectarnos unos con otros de forma instantánea, en cualquier lugar del mundo y a la velocidad de la luz puede ser una desventaja.

Por otra parte, romper un mercado dominado exclusivamente por Whatsapp –porque LineSnapchat o Viber no le hacen ni sombra- es harto complejo. Los seres humanos somos animales de costumbres, y si un servicio nos funciona sin problemas y nos permite un uso cómodo y rápido, somos reacios a cambiar.

De hecho, a muchos de los que teníamos las antiguas BlackBerry, con su propio chat interno, nos costó horrores cambiarlo por Whataspp, que ya permite hacer llamadas de forma gratuita y que tiene detrás al potente aparato de Facebook a su servicio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *