Por qué los zapatos son cada vez más caros en EEUU cuando todo se abarata

Por qué los zapatos son cada vez más caros en EEUU cuando todo se abarata.

Mientras los riesgos deflacionistas persisten en Europa, Estados Unidos no es ajeno a la contención de precios experimentada por los países desarrollados. En diciembre, la inflación se situó en el 0,8% con respecto a un año antes. Un incremento que, sin embargo, es mucho menor que el registrado en noviembre, cuando se situaba en el 1,3%. En tasa intermensual, además, el Índice de Precios de Consumo (IPC) estadounidense se contrajo en seis décimas. Los precios, por tanto, también se están moderando al otro lado del charco. El principal motivo es el fuerte abaratamiento del transporte, del 6,3% en el último mes, derivado, a su vez, de la caída sin frenos que ha protagonizado el petróleo desde antes del último verano. Lo compensa el encarecimiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas (+3,3%), las medicinas (+3%), la vivienda (+2,5%) y otros bienes y servicios (+1,6%).
No obstante, la reducción de la inflación no sólo se explica por el transporte. Hay otro elemento de la cesta que se toma en Estados Unidos para calcular la inflación que registra una aportación negativa. Se trata del vestido y el calzado, que en diciembre se rebajó el 2% en tasa interanual y un 3,9% con respecto a noviembre.
Lo que llama la atención, sin embargo, es que dentro de este segmento hay una clara divergencia entre el comportamiento de la ropa y el del calzado. Así, mientras que la ropa y los complementos, como joyas y relojes, se abaratan sensiblemente, los zapatos son cada vez más caros. En concreto, en el último mes del año recién concluido el precio del calzado subió el 2,8% de media. La razón para que a los estadounidenses les cuesta más el calzado, especialmente el de alta gama, cuando el resto de las prendas de vestir son más baratas está íntimamente relacionada con el encarecimiento del cuero. La materia prima, a su vez, ha elevado sus precios hasta máximos históricos como consecuencia del deterioro del sector ganadero en Estados Unidos. No en vano, la población bovina en Estados Unidos se ha reducido progresivamente hasta los niveles de 1973, el primer año en el que se contabilizó el número de reses oficialmente. En concreto, los datos estatales apuntan a que hay alrededor de 95 millones de vacas en el país norteamericano, que en todo caso sigue siendo el mayor productor mundial de pieles de ganado, por delante de Brasil. Este descenso viene propiciado por dos hechos: la sequía y los altos costes para alimentar al ganado. No obstante, la expectativa es moderadamente positiva, puesto que el pienso ha comenzado a rebajar sus precios, lo que presumiblemente animará a los criadores de ganado. Eso sí, aún habrá que esperar un tiempo, porque el periodo de gestación de las vacas es de nueve meses, a los que hay que sumar dos años más hasta que alcanzan el peso ideal para su sacrificio.

Un comentario en “Por qué los zapatos son cada vez más caros en EEUU cuando todo se abarata

  • Bueno bueno bueno, a mi es que es decir “zapato” y ya me enganchas. Me ha gusatdo mucho la entrevista, esto me ha matao “porque a los PROFESIONALES les parecedan interesantes mis propuestas….” ESTO debiera ser ased siempre.Y el modelo de trabajo de ir creando piezas en una sola coleccif3n, chapf3.Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *