El banco central chino inyecta 17.000 millones de dólares en 14 entidades.

EFE | 19.08.2015 12:43 GMT

El banco central chino inyecta 17.000 millones de dólares en 14 entidades

El banco central chino inyecta 17.000 millones de dólares en 14 entidades

Pekín, 19 ago (EFE).- El Banco Popular de China (central) inyectó hoy liquidez por valor de 110.000 millones de yuanes (unos 17.000 millones de dólares, 15.600 millones de euros) en 14 entidades financieras del país a través de créditos a seis meses.

Esta intervención del ente emisor, anunciada en un comunicado difundido por la agencia oficial Xinhua, se suma a la inyección de este martes de casi 19.000 millones de dólares mediante instrumentos a corto plazo, adoptada poco después del cierre de las bolsas de Shanghái y Shenzhen con caídas de más de un 6 %.

Los parqués chinos se recuperaron a última hora de hoy, tras registrar pérdidas durante la mayor parte de la jornada, y Shanghái cerró con ganancias de un 1,23 % y Shenzhen, de otro 2,18 %, pero aun así el banco central introdujo más liquidez en la banca.

El regulador explicó que con este movimiento aspira a mantener “la liquidez adecuada en el mercado” y que busca incentivar que los bancos aumenten el crédito a las pequeñas y medianas empresas, así como al sector agrícola.

Un total de 14 instituciones financieras recibieron la línea de crédito del banco central, que tiene un interés de un 3,35 % y vence a los seis meses.

El Banco Popular (MADRID:POP) llevó a cabo esta operación a través de servicios de préstamo a medio plazo (MLF, en inglés), un instrumento financiero que empezó a utilizar a finales del año pasado.

A principios de julio, el banco central chino extendió otro conjunto de préstamos a once bancos por valor de 250.000 millones de yuanes (al cambio actual, unos 39.000 millones de dólares, 35.500 millones de euros) mediante este instrumento a medio plazo.

El emisor chino ha realizado múltiples inyecciones de liquidez en los últimos dos meses para garantizar la estabilidad del sistema financiero chino, en un periodo de turbulencias por la crisis de la bolsa, primero, y después por las devaluaciones del yuan de la semana pasada.

El pasado 25 de junio el banco central rompió más de dos meses de sequía e inició una serie de inyecciones para asegurar que hubiera liquidez disponible.

En las dos semanas siguientes, cuando la crisis bursátil se encontraba en su apogeo, introdujo un total de 455.000 millones de yuanes (unos 71.000 millones de dólares, 64.300 millones de euros), sumando los instrumentos a corto y a medio plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *