Uruguay quiere ser la Suiza de América y jugar como potencia alimentaria

EFE | 19.08.2015 19:14 GMT

Uruguay quiere ser la Suiza de América y jugar como potencia alimentaria

Uruguay quiere ser la Suiza de América y jugar como potencia alimentaria

Pedro Damián de Diego

Montevideo, 19 ago (EFE).- Uruguay quiere seguir siendo la Suiza de América, como modelo de convivencia, y a la vez jugar la baza de potencia alimentaria proveedora mundial de productos de calidad, dijo hoy el canciller Rodolfo Nin Novoa, en una entrevista con Efe.

En la entrevista, con motivo del Día Nacional de Uruguay en la Exposición Universal de Milán, el 25 de agosto, Nin Novoa dijo que su país es capaz de dar de comer a 30 millones de personas cuando su población apenas alcanza los tres millones y medio, y destacó la fortaleza y el arraigo democrático sus instituciones.

Nin, que preside el instituto Uruguay XXI, responsable de la promoción económica internacional y del pabellón en la Expo de Milán, defendió la presencia de su país en un certamen de estas características, al que por primera vez acude con edificio propio, como parte de su estrategia de inserción internacional.

Considera el responsable de la diplomacia uruguaya que la misión de su gobierno es promover que el país salga al mundo y que, por este motivo, la Expo de Milán “es una vidriera muy importante para conseguirlo”.

“El mundo quiere saber que es lo que está comiendo y Uruguay puede garantizar la trazabilidad de sus alimentos y la inocuidad que ese proceso conlleva”, recalcó el ministro, que puso como ejemplo el sistema tecnológico implantado para seguir la evolución de una res desde que nace hasta que la carne llega al restaurante, de tal manera que incluso puede saberse “de donde vino esa carne, de donde vino el animal y hasta el nombre y la cara del productor que lo crió”.

Preguntado por la capacidad del Uruguay para ser reconocido internacionalmente no solo por sus alimentos sino también por otros elementos menos tangibles, Nin resaltó que la idea de finales del siglo XIX que lo consideraba la Suiza de América sigue vigente “desde el punto de vista de la institucionalización democrática y del valor de la fortaleza de sus órganos de representación.

“Es muy difícil ver en otro país que no sea Uruguay -aseveró- a políticos de partidos distintos compartiendo actividades conjuntas; eso pasa solo aquí, es un hecho diferencial”, “como lo fue el ser el primero de América en otorgar el voto femenino”.

Por ello defendió que el sistema político uruguayo es “muy respetuoso con las normas, con los comportamientos y con las discusiones y donde los debates se afrontan con gran altura”, y a su vez “está apegado al derecho internacional, a la solución pacífica de las controversias, a la contribución para la paz, y a la participación en misiones de paz en el mundo, en las que Uruguay tiene un gran prestigio”.

Recordó igualmente la naturaleza progresista de su gobierno, “de izquierdas pero sensato, que mira la realidad universal, no se ata a dogmas y es capaz de introducirse en los vericuetos más hondos de la discusión política, económica o social del mundo”.

Sobre la labor de Uruguay XXI resaltó su rol de promoción internacional y manifestó que no es casualidad que el instituto esté bajo el paraguas de su ministerio, porque “para su labor de promoción se basa en la estructura de la Cancillería, con 53 representaciones diplomáticas que dan soporte a la difusión de los valores culturales, económicos y sociales del Uruguay”.

“Uruguay es un país que necesariamente tiene que salir a vender sus productos a un mundo complejo y competitivo, en el que otros grandes jugadores mueven sus fichas y a veces nos desacomodan un poco, como cuando no podemos avanzar en los tratados de desgravación arancelaria”.

En este sentido, puso como ejemplo a Nueva Zelanda y Australia con respecto a China, “que han firmado tratados de libre comercio y tienen mayores facilidades de acceso mientras que nosotros tenemos que pagar aranceles y hacer frente a más fletes y más seguros, por lo que se vuelve un poco más cara nuestra producción, solo compensada por nuestra calidad, que es una garantía para los consumidores”.

Un comentario en “Uruguay quiere ser la Suiza de América y jugar como potencia alimentaria

  • Valerie, that reminds me of the Pets or meat? scene in the movie Roger and Me. For some resoan that was kind of a saying among some of my college friends after the movie came out. I know what you mean about the rabbits, though; I don’t think I would be able to do it either! And the chickens — I actually don’t have a problem cutting up a whole chicken now, but about ten years back I went through a phase where I just couldn’t bring myself to face cutting up a chicken for about six months. I got over it though. Not that I’ve ever had to process one from the farm. It would probably be a good educational experience to do it at least once, to get a feel for where our meat comes from. I have gotten some free-range beef cuts from a stall at the farmer’s market. I think they are from a farm somewhere north of here. But as I say, it was pretty expensive. Thanks for your comments!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *